PERSONALIDADES DE NUESTRA RESERVA

Inicio  / PERSONALIDADES DE NUESTRA RESERVA

D. Ángel Martín Pompey.

Medalla de Oro a la Creación Musical 1990.

Premio Nacional de Música 1999

Nació en Montejo de la Sierra (Madrid) el 1 de octubre de 1902. Además de su pueblo natal, gran parte de su infancia se desarrolló en otras pequeñas localidades madrileñas como Bustarviejo y Colmenar de Oreja. La impronta que dejó en su infancia el contacto cotidiano con la música tradicional y los diferentes elementos del paisaje sonoro de la tradición oral, tuvo influencia en algunas de sus composiciones de madurez. También su inquieto espíritu de juventud le hizo interesarse por todo el amplio lenguaje musical al que pudo acercarse, desde las primeras formaciones jazzísticas estadounidenses que llegaron al Madrid de los locos años 20, hasta los ritmos del norte de Africa, el canto gregoriano o las vanguardias musicales centroeuropeas, etc.

 

Se formó en el Real Conservatorio de Madrid, teniendo por maestros, entre otros, a José Cubiles (piano), Julio Francés y Antonio Bordas (violín), Bernardo Gaviola (órgano), Arturo Saco del Valle (conjunto instrumental), José Forns (Historia y Estética), y Conrado del Campo (armonía y composición).

Ángel Martín Pompey obtuvo su diploma de composición en 1931, contando ya con un extenso catálogo de estrenos iniciado en 1913. Desde 1935 hasta 1943 asistió a Bartolomé Pérez Casas en su cátedra de armonía en el Conservatorio, al que regresaría en 1961 por un breve período como profesor interino de composición. Desde 1941 hasta su jubilación impartió enseñanza musical en el Colegio del Pilar, lo que dio origen a gran número de obras corales y dramáticas dirigidas a la infancia.

En 1941 fue becado por la Real Academia de Bellas Artes para seguir estudios gregorianos en Montserrat y para realizar una investigación sobre los fondos musicales de la Biblioteca de Palacio, trabajo que mereció una mención honorífica de la Academia. En 1975 recibió una ayuda de la Fundación Juan March para la composición de su opus magnum. Paralelamente a su actividad creativa, entre los años cuarenta y los sesenta Martín Pompey ejerció como crítico musical de los diarios Ya, ABC y de otras publicaciones musicales.

En reconocimiento a toda una vida de trabajo, la Comunidad de Madrid le concedió en 1990 la Medalla de Oro a la Creación Musical. En 1999 recibió el Premio Nacional de Música.

Desde su primera infancia Martín Pompey dio muestras de un excepcional talento para la composición y de un obsesivo afán creador. Fruto de ello es su vastísimo catálogo que incluye los géneros camerístico, sinfónico y dramático en todas sus variantes. Muchas de sus obras fueron estrenadas por agrupaciones como el Cuarteto Clásico de RNE, la Agrupación Nacional de Música de Cámara, el Cuarteto Arcana, y las orquestas Filarmónica, Sinfónica, Clásica, Nacional, la Sinfónica de la Comunidad de Madrid o la Sinfónica de Radio Berlín, entre otras.

Relegada durante décadas al olvido, la figura de Ángel Martín Pompey viene despertando creciente interés, gracias a una serie de reposiciones y estrenos como el exitoso estreno de su ópera bufa La Tarasca en el Festival de Otoño de 1998 o la programación de sus Cuartetos nº 4 y nº 9 en la Fundación Juan March.

Autoría de las fotos: Rafa Martín ©Scherzo Editorial, SA