PARIENTES SILVESTRES DE LOS CULTIVOS

CONSERVACIÓN
Inicio  / PARIENTES SILVESTRES DE LOS CULTIVOS

Desde 2019 estamos llevando a cabo un proyecto integral de conservación de parientes silvestres de los cultivos (PSC) en la Sierra del Rincón. Este proyecto no sólo engloba los aspectos técnicos de la conservación per se, como son la creación de reservas genéticas y la recolección de semillas, sino también aspectos de tipo formativo y social, como son la capacitación de profesionales y formación de estudiantes del sector medioambiental, agrícola y ganadero, así como, la sensibilización y   participación de la población local.

ORIGEN Y CONTEXTO. Pionero en España, este proyecto surge como una iniciativa piloto de conservación in situ y ex situ de PSC en el marco del proyecto Farmer´s Pride, cuyo objetivo es crear una red de reservas genéticas de PSC y variedades tradicionales en Europa.

En el plano nacional, el proyecto supone un referente de apoyo a la Estrategia Nacional de Conservación y Utilización de Parientes Silvestres de los Cultivos (PSC) y Plantas Silvestres de Uso Alimentario del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ―presentada en la III Comisión Nacional de Conservación y Uso Sostenible de los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura y pendiente de aprobación en la Conferencia Sectorial―.

EL EQUIPO. El proyecto lo lleva a cabo el Banco de Germoplasma “César Gómez Campo” de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) y el Área de Biodiversidad y Conservación de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), en coordinación con el Área de Educación Ambiental de la Reserva de la Biosfera Sierra del Rincón y el apoyo del Área de Vías Pecuarias de la Dirección General de Agricultura, Ganadería y Alimentación de la Comunidad de Madrid.

¿QUÉ SON LOS PSC? Son plantas silvestres que están genéticamente relacionadas con las plantas cultivadas, ya sea de interés alimentario, forrajero, medicinal o industrial, como los aceites y fibras. Son recursos fitogenéticos de gran valor para la agricultura y la alimentación en tanto pueden transferir sus genes a las variedades modernas cultivadas para mejorar sus características agronómicas (por ejemplo, resistencia a plagas, enfermedades, tolerancia a la sequía o rendimiento) o nutricionales (contenido en compuestos beneficiosos para la salud o anticancerígenos, entre otros).

¿POR QUÉ DEBEMOS CONSERVARLOS? Los PSC constituyen una fuente de diversidad genética necesaria para garantizar la seguridad alimentaria y mejorar la sostenibilidad de la producción agraria, especialmente en el contexto actual de crecimiento de la población mundial, las nuevas demandas de los mercados y ante los escenarios de cambio climático presentes y futuros que amenazan a la producción de los cultivos.

Los PSC se han utilizado desde hace décadas. Por ejemplo, entre 1970 y 1980 se encontraron en la especie Solanum demissum, pariente silvestre de la patata, resistencias al mildiu de la patata (Phytophtora infestans), que a mediados del siglo XIX provocó la Gran Hambruna Irlandesa. Oryza nivara, PSC del arroz, se lleva utilizando también desde hace décadas para proporcionar resistencias a diferentes plagas y enfermedades y un ejemplo es el cultivar ‘DRR Dhan 40’ que se comercializa en India desde 2014. En España, se han utilizado los parientes silvestres del tomate, Solanum chilense (Dunal) Reiche y S. peruvianum L., para estudiar las resistencias a los virus de la hoja de cuchara y del moteado del tomate. También, se han empleado PSC de los géneros Vicia, Lathyrus, Pisum y Lens en estudios de evaluación de resistencias a plagas y enfermedades. Desde 2016 se ha reconocido el uso de más de 970 PSC asociados a 127 cultivos de importancia socioeconómica mundial.

Además, como cualquier especie silvestre en su hábitat natural, su diversidad y existencia está en riesgo. Los PSC se exponen a una serie de amenazas derivadas de la actividad humana principalmente, como son: la intensificación de la agricultura y la ganadería, la destrucción y fragmentación de hábitats o la introducción de especies invasoras.

¿CÓMO CONSERVARLOS? Las poblaciones silvestres de PSC se deben conservar in situ en sus hábitats naturales y ex situ en bancos de semillas. Conservarlas in situ estableciendo reservas genéticas en sus hábitats naturales permite que las plantas sigan sus procesos evolutivos naturales y puedan seguir desarrollando mecanismos (genes) de adaptación a las condiciones ambientales cambiantes. Al mismo tiempo, con el objetivo de facilitar el acceso al material, ya sea para utilizar en mejora vegetal o en investigación, como para llevar a cabo restauraciones de las poblaciones naturales, estas reservas genéticas deben contar con un apoyo complementario de conservación ex situ de muestras de semillas en bancos de germoplasma.

EL PROYECTO. Tenemos establecidas 6 reservas genéticas en la Sierra del Rincón donde se están conservando in situ un total de 38 especies y 40 poblaciones de PSC. Las reservas genéticas se encuentran en Huerta Catalina (La Hiruela), Rincón Silvestre y la vía pecuaria Cordel del Salmoral (Prádena del Rincón), Granja Prados Montes y Cantalahuerta (Montejo de la Sierra) y La Cerca Redonda (Madarcos); todas ellas representan un ejemplo de éxito en la integración de la conservación de los PSC con el uso principal de los espacios en que se encuentran. Así, por ejemplo, Huerta Catalina integra el cultivo ecológico de variedades frutales locales tradicionales con la conservación de Vicia sativa (PSC de la veza) y Borago officinalis (PSC de la borraja y además planta silvestre de uso alimentario, PSUA). La Granja Prados Montes, por su parte, combina la producción en sistemas ecológico y permacultura con la conservación activa de parientes silvestres del ajo, trébol rojo o clavelina.
Cada reserva genética cuenta con su propio Plan de Gestión y Monitorización diseñado para cubrir las necesidades de conservación de las especies, siempre respetando la actividad prioritaria del espacio y las labores habituales. Entre las especies que se están conservando figuran tanto PSC de interés en alimentación (ej. Aegilops geniculata, PSC del trigo), como de pastos y forrajes (ej. Ornithopus compressus, PSC del pie de pájaro), medicinales (ej. Lavandula pedunculata, PSC de la lavanda), industriales (ej. Linum bienne, PSC del lino), o de valor sociocultural como planta silvestre de uso alimentario (PSUA), como la borraja (Borago officinalis).
Conoce las diferentes reservas genéticas, los PSC que se están conservando y cómo se gestionan y monitorizan:

Además, fomentamos la participación ciudadana a través del Proyecto de Parientes Silvestres de los Cultivos en la plataforma online iNaturalist contribuyendo, no sólo a mejorar el conocimiento de la diversidad de PSC en la Sierra del Rincón, sino a cumplir los objetivos de conservación internacionales.

Si quieres indagar más sobre todas las actividades que hemos realizado, los métodos de conservación y los resultados obtenidos, aquí tienes los informes al completo:

Videos del proyecto:

Conservación de parientes silvestres de los cultivos. Parte 1

Conservación de parientes silvestres de los cultivos. Parte 2